El primer día del congreso los participantes podrán disfrutar de una visita guiada por la ciudad de Cartagena. Tendrán la oportunidad de visitar el Teatro Romano, el Museo Foro Romano, y durante el trayecto, apreciar algunos rincones de la Cartagena Modernista.

Museo del Teatro Romano

EL Teatro Romano de Cartagena es uno de los descubrimientos más sorprendentes de la ciudad en las últimas décadas. A través de la visita a su Museo y gracias a la genial concepción del arquitecto Rafael Moneo, comenzarás tu visita por el Palacio de Riquelme, primer edificio del museo. A través del Corredor de la Historia se descubre la historia del Teatro Romano de Cartagena y su anecdótico hallazgo. A lo largo de las salas del museo, están recogidas las piezas más emblemáticas de todas las halladas en las excavaciones que nos desvelan los usos que tenía este edificio de espectáculos en la antigua ciudad de Carthago Nova. A través del Corredor Arqueológico, bajo la iglesia medieval de Santa María, construcción superpuesta al antiguo teatro lo que incrementa su singularidad y atractivo, encontramos restos de estructuras y mosaicos de más de dos mil años. La visita culmina llegando a la pieza más relevante de todo el museo, el Teatro Romano, uno de los mayores de la Hispania Romana con capacidad para 7.000 personas.

Museo Foro Romano - Molinete

El Museo Foro Romano se erige como la entrada a uno de los mayores parques arqueológicos urbanos de España. A través de sus salas, donde se expone una cuidada selección de piezas, es posible conocer la larga historia del cerro del Molinete desde la actualidad hasta la antigua Carthago Nova. La visita culmina con el recorrido por importantes vestigios de la gloriosa época romana que invitan a pasear por ellos: la Curia o senado local con su pavimento ricamente decorado a base de mármoles; el Foro colonial, centro neurálgico de la ciudad, cuya distribución en varios niveles simbolizaba la jerarquía entre lo divino y lo humano; el Santuario de Isis donde se celebraban los cultos mistéricos a los dioses egipcios; las antiguas calzadas con las rodadas de los carros; las Termas del Puerto y su magnífico pórtico de acceso que conserva el suelo original; y para terminar el Edificio del Atrio, con sus altos muros y decoraciones pictóricas que trasladan a los grandes banquetes del imperio romano.

Cartagena Modernista

En la segunda mitad del siglo XIX y primeras décadas del S.XX la ciudad de Cartagena experimento un periodo de bonanza económica gracias al auge de la minería y la actividad industrial. Cuyo mejor exponente es el Palacio Consistorial de Cartagena, obra de Tomás Rico Valarino de 1907. Y las casas modernistas ubicadas a lo largo del centro histórico, que fueron levantadas por la burguesía de la época como muestra de su nuevo estatus social, tales como La Casa Cervantes, El Gran Hotel, El Casino o La Casa Maestre entre otros muchos otros grandes exponentes. Que convierten el patrimonio modernista de Cartagena en uno de los más representativos a nivel nacional